¿Que hacer en vacaciones con los niños?

Durante el verano las semanas que tienen libres los niños son hartas y para algunos padres se comienzan a agotar los recursos con los que entretenerlos.

Si bien el aburrimiento "per se" no es malo, sino la antesala de la creatividad, muchos se preocupan porque tienen menos semanas de vacaciones que sus niños y aún separando las propias y recurriendo a los familiares se les acaban las ideas para ofrecer entretención a sus hijos.

¿Qué les recomendamos? Acá varias opciones que comprobadamente funcionan.


Deporte y actividades al aire libre: es el tiempo ideal para que los niños participen en clases de natación, gimnasia, artes marciales, tenis o las de su preferencia. Las guerras de agua con bombitas, rociadores y hasta botellas o manguera son simples y muy divertidas. Incluso patinaje en hielo es carta durante todo el año.



Salidas educativas: está lleno de lugares que visitar y siempre se aprende algo. Museos, granjas educativas, parques, bibliotecas, ferias, exposiciones, hasta en un recorrido por el barrio se puede aprovechar para enseñar a los niños sobre historia, oficios, tendencias de arte.



Talleres: en esta época es ideal abordar las habilidades que durante el año estuvieron postergadas por falta de tiempo. Artes visuales o musicales, danza, cocina, idiomas, son algunos ejemplos dignos de explorar.




Ciencias: los experimentos son imperdibles de la infancia, es posible adquirir gran cantidad de conocimiento significativo mediante ensayo y error. Academias, robótica, programación, aeromodelismo, son algunas de las opciones del momento.



Juegos de mesa: una forma fácil de entretener a los niños es a través de uno apropiado a su edad, con actividades en solitario o grupales, se pueden usar tanto en la casa como en vacaciones en sus formatos de viaje. Rompecabezas, ludo, dominó, de conocimientos y/o habilidades son clásicos siempre bien recibidos.



Manualidades: a los niños les encanta hacer y crear. Con materiales simples o sofisticados podemos entregarles horas de diversión. Pintar, cortar, ensamblar, coser, plegar, bordar, pegar... Basta con proteger el espacio de trabajo y echar a volar la imaginación.



Ocio creativo: el juego libre, televisión, juguetes, disfraces y ratos en el patio son sinónimo de vacaciones. Los momentos de "hacer nada" pueden volverse inspiradores de los mejores juegos e invenciones, de investigación y conocimiento del entorno y de nuevos usos para los objetos cotidianos.



Esto es aprender feliz jugando.

Román Díaz 657 Providencia, Chile

contacto@mihuepil.cl / (+56 9) 9538 5497   ó  (+56 9) 7430 3370   ó  al  (56 2) 3224 6433  

  • Icono social Instagram
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon